December 5, 2023

La Historia de Sarahí

Sarahí es la hermana mayor de cuatro hermanos, ellos viven solamente con su mamá, ya que su papá los dejo hace un tiempo atrás.

Cuando fuimos a visitarlos, la mamá de Sarahí no se encontraba en casa, ella nos cuenta que su mamá trabaja hasta tarde en la ciudad cuidando a dos niños con discapacidad, lo que significa que, irónicamente, tiene que dejar a sus propios hijos solos. Sarahí, como hermana mayor, ayuda a su familia y se encarga de cuidar a sus 3 hermanitos cuando no esta en el colegio.

La casa de Sarahí se encuentra bien alejada del colegio, en una zona despoblada, donde familias pobres se asientan con la esperanza de algún día poder legalizar la propiedad de sus tierras.

Ellos viven en un solo cuarto todos juntos, hecho de forma muy improvisada, uno, por la falta de dinero para construir algo mejor y, dos, porque al no ser dueños de la tierra en donde están, cualquier momento puede llegar la alcaldía y desalojarlos. No tienen sistema de alcantarillado en donde están, por lo qué su baño es un pequeño espacio, separado de su cuarto.

Tardamos casi una hora en auto en llegar a la casa de Sarahí desde el colegio, y tuvimos que transitar caminos de tierra, de una sola vía, muchas veces improvisados por los mismos pobladores.

Sarahí nos cuenta que ella tarda mas de una hora en llegar al colegio porque tiene que tomar dos vehículos públicos para lograrlo y, además, caminar algunas cuadras para alcanzarlos.

Sarahí es buena estudiante y buena hermana, la directora de la U.E. Simón Bolivar, Lic. Norka Maldonado (quien nos acompañó a la visita) nos cuenta que ella tiene buenas notas y que se graduará sin problemas de la secundaria, además, de que siempre esta atenta a sus hermanos.

Historias relacionadas

December 5, 2023

La Historia de Frolián

December 5, 2023

La Historia de Ruth

Sé parte del cambio. Invierte en el futuro del país.

Muchos adolescentes corren el riesgo de sufrir abusos y negligencia, dado que se les obliga a crecer rápidamente para poder proveer alimento a sí mismos y al resto de su familia. Privados del apoyo que necesitan desesperadamente para poder terminar la secundaria no logran salir del ciclo de la pobreza. Tú puedes cambiar esto. Tienes el poder de transformar una vida. Al donar hoy, les está dando esperanza a estos adolescentes de seguir sus estudios y una razón para creer en un mejor futuro.